Es importante saber qué estás comprando y de dónde viene.

Todo comienza en el colegio cuando no sabía qué hacer en las clases de matemáticas e inglés y me aburría mucho, ya que me costaba entender.

Me puse a dibujar siempre en esas clases, los profesores me retaban, me echaban de la sala, repetí, me echaron del colegio pero seguía dibujando.

Al salir de colegio, entré a estudiar Diseño y me di cuenta que podía llevar más allá mis cuadernos de dibujo. Cuadernos que no tenían ninguna relevancia, pero para mí lo eran todo.

Y a sí fue como comencé este camino ilustrativo como Alan Brito.

Pintando junto a distintas marcas, sacando productos en España y llevando todas mis ilustraciones de cuadernos del colegio a distintos productos y soportes, donde pudiera esta vez compartir todo lo que he dibujado con el mundo.